MIÉRCOLES 28 de Febrero
MIÉRCOLES 28 de Febrero // GENERAL PICO, LA PAMPA
Seguinos en
Compartir
Twittear
  SÁBADO 18/03/2023
Rosario: cayó un presunto jefe narco, allanaron a miembros de Los Monos y encontraron una cocina de droga
Más de 20 arrestos, requisa en una cárcel y procedimientos en varios domicilios, fueron el resultado de una investigación llevada adelante por la Fiscalía Federal 3.

La División Antidrogas de la Policía Federal de Rosario, detuvo este viernes por la tarde a Leonardo Saravia, alias “Leo Rey”, un presunto jefe narco que opera para Los Monos en la zona sudoeste y oeste de la ciudad. Cayó con 22 kilos de cocaína, durante un procedimiento –apodado “Jaque Mate”– que se llevó a cabo en una estación de servicio YPF de Ramallo.

Posteriormente, se hicieron múltiples allanamientos donde hubo otros 24 arrestados, y se encontró una cocina de droga en la que había precursores químicos. También se requisó en la cárcel de Piñero la celda de Alexis “Tartita” Cantero –hijo del fundador histórico de la banda narco– y la de su pareja, Sheila Mailén Suárez, que está presa en la Unidad Penitenciaria N° 5.

Tras un intenso trabajo de investigación de la Fiscalía Federal 3 –a cargo de la fiscal Adriana Saccone y los auxiliares fiscales Martín Gambacorta y Santiago Alberdi– se pudo establecer que Saravia iba a realizar un traslado de cocaína desde la provincia de Buenos Aires hacia Rosario, en un Ford Focus y en un Toyota Etios.

Cuando los autos frenaron en una YPF de Ramallo, los agentes federales procedieron a detenerlos y a incautar todos los panes de cocaína.

Los investigadores también detectaron que “Leo Rey” se mantenía alejado de Rosario hace tiempo, y se alojaba –usando un DNI y una licencia de conducir con su foto, pero con los datos de otra persona– junto a otros cuatro cómplices, en un hotel de barrio Balvanera de la Ciudad de Buenos Aires. Según fuentes de la investigación consultadas por Infobae, el jefe narco “administraba los intereses” del clan “Los Monos” en el negocio, bajo las órdenes de “Tartita” Cantero y su mujer Sheila.

Después de la caída del presunto jefe narco, el juez Carlos Vera Barros, titular del Juzgado federal N° 3, autorizó 26 allanamientos que se hicieron en Rosario, Roldán, Pérez, Ciudad de Buenos Aires y Reconquista.

Además, fueron requisados Alexis Cantero –condenado por un crimen, balaceras y narcotráfico–, otro preso llamado Franco “Milanesa” Almaraz –sicario condenado a 17 años de cárcel– y a Suárez, la novia de “Tartita” que está alojada en la cárcel de mujeres.

Específicamente en Rosario, los operativos se hicieron en Vía Honda, en barrio Ludueña, y en inmediaciones del cementerio La Piedad de la zona oeste. Sin embargo, la cocina de droga de la organización, fue encontrada en Malvinas Argentinas al 100, en Pérez.

En total se incautaron más de veinticinco 25 kilogramos de clorohidrato de cocaína, dos kilos de marihuana, 17 kilos de precursores químicos, más de 200 mil pesos en efectivo, instalaciones de laboratorio y prensado (cocina), automóviles, motocicletas, documentación personal falsa y equipos celulares utilizados por los reclusos en la Unidad Penitenciaria Nº 5 de Rosario. En total, se desplegaron más de 200 efectivos en el megaoperativo.

Leonardo Saravia ya figuró en crónicas policiales el año pasado, debido a que uno de sus socios para operar droga en la Villa Banana (zona oeste de Rosario), era Iván Maximiliano Giménez, alias “Maxi Rey”, una de las tres víctimas del triple crimen ocurrido a finales de enero de 2022, a la salida de un casamiento narco en la localidad de Ibarlucea. En ese mismo ataque también murieron su pareja, Érica Romero, y la beba de la pareja Elena Giménez, de 1 año.

Por el triple crimen no hay personas detenidas. Los que sí fueron arrestados, pero en enero de este año, fueron Brisa Milagros Leguizamón Ferreyra y Esteban Enrique “Pinky” Rocha, los novios de la boda narco. Eso se debió a que ambos tienen una causa abierta por ser vendedores de droga de la banda de Olga “Tata” Medina, y Brisa incumplió la prisión domiciliaria para llevar a cabo todo el evento, que terminó con el asesinato de tres de sus asistentes.

Además, Saravia ahora también deberá responder ante la Justicia provincial, ya que es considerado por los fiscales Valeria Haurigot y Franco Carbone como presunto miembro de la violenta banda que lidera Máximo Ariel “El Viejo” Cantero, fundador histórico de Los Monos. De hecho, ellos también le habían librado una orden de captura.

(Infobae.com)

Comentarios
 
ACLARACIÓN: No se publicarán insultos, agravios, ni cualquier otro texto con términos injuriosos.
Tampoco se publicarán comentarios con mayúscula fija.
No observar estas condiciones obligará a la eliminación automática de los mensajes.
 
 18/03/2023 | 15:11 Hs
Enviado por juancruz
que bueno
 
Escriba su comentario



Diseño y diagramación: A P