JUEVES 23 de Mayo
JUEVES 23 de Mayo // GENERAL PICO, LA PAMPA
Seguinos en
Compartir
Twittear
  MIÉRCOLES 15/05/2024
Para la Fiscalía, el femicidio de Agustina “está probado”
El fiscal Márquez Gauna cerró el alegato de la fiscalía con el pedido de condena. La defensa sostiene la inocencia de Parra.

"Esa puerta que no se abrió, que no permitió que los sueños de Agustina siguieran, la tenemos que cerrar declarando culpable a quien le quitó los sueños -dijo el fiscal en su alegato final-. A esa persona la tienen que declarar culpable. Culpable de femicidio. Culpable de que mató a una mujer con violencia de género", dijo al jurado.

La defensa "no puede probar" su teoría

La teoría de la defensa tiene "un serio problema", dijo en el cierre el fiscal Santiago Márquez Gauna. "Parra, de su propia boca, les dijo que Agustina se defendió. La defensa necesita probarlo para que el ADN -bajo las uñas de Agustina- signifique algo. Y no lo probó, porque no lo puede probar. Porque no sucedió", dijo.

"La defensa nombró delincuentes, pero sabía que no eran sus rastros los encontrados. Los mencionó para confundir".

El crimen "está probado"

El fiscal aseguró que "se probó" que se trató de un femicidio, con las características propias de los crímenes por cuestiones de género.

Sostuvo que se demostró que Parra "se proyectaba" con Agustina como pareja, cuando la joven había dejado claro que no quería una relación sentimental. El detonante fue el encuentro con otro joven: "Si no sos mía, no sos de nadie".

Márquez Gauna hizo hincapié en el "ocultamiento". Describió todas las acciones de Parra que, a criterio de los acusadores, prueban que "estaba construyendo" la versión que dio durante todo el proceso. Como ejemplo, recordó que "a todos lo primero que le dijo es que le robaron".

"Recuerden que Parra a todos les contaba con qué pagó lo que compró -les dijo al jurado-. ¿Quién les cuenta compré tal cosa y pagué con débito, sin que le pregunten? Él estaba intentando crear su versión", detalló.

El fiscal aseguró que se demostró que Parra "sabía cómo entrar al departamento, dónde estaban las cámaras y, lo más importante: podía cometer el crimen como los especialistas determinaron que fue".

"Obsesión, rechazo, ataque a traición y disfrazar"

El alegato de la Fiscalía lo continuó Martín Pezzetta, quien había realizado la apertura del juicio. "El primer día les pedí que siguieran el juicio en función de cuatro conceptos: obsesión, rechazo, ataque a traición y disfrazar", expresó.

"Obsesión es tener la idea fija en algo, el rechazo la reacción ante el no, ataque es destruir y ocultar es difrazar la verdad. Pablo Parra", dijo el fiscal señalando al acusado.

"El ataque es propio de la naturaleza del femicidio. La agarra de los pelos, la golpea contra el sillón, ¿para qué le pega con la llave en la cara? Es la reacción al rechazo, a la relación con Natanael", dijo Pezzetta.

"Parra ocultó todo el tiempo. Lo que no pudo ocultar es el desprecio que sintió cuando Agustina estuvo con Natanael. Es ese comportamiento lo que lo delata", concluyó.

El fiscal le dijo al jurado que "la cronología es fundamental" porque "la persona del identikit no está en la cronología" al momento del femicidio.

Pezzetta pidió al jurado "ver la prueba en forma completa. Fueron 33 minutos, más de diez minutos en el lugar del hecho, su casa. Sabía cómo entrar. Reducir a Agustina le costó segundos".

El fiscal resaltó que los testigos mostraron a Agustina como una persona sociable, solidaria y clara para expresar "qué quería y lo que no quería". Y lo contrapuso a la descripción de Parra: "Los testigos mostraron que no era sociable, ustedes mismos vieron cómo les habla a las personas, pero además recuerden el impacto de los policías por cómo se comportaba mientras Agustina agonizaba, cómo pasaba por arriba de ella".

Culpable de femicidio

"Este hecho Pablo Parra lo cometió con violencia de género, aprovechó las asimetrías que tenía sobre ella, aprovechó su exceso de fuerza física que tenía sobre ella para someterla y reventarla. Fue por despecho, por la imposibilidad de gestionar ese rechazo de otra forma. No era un objeto, no se trata de que si no es tuya no es de nadie. Ése es el mensaje que tiene que dar el fallo".

El emotivo pedido de los padres de Agustina

Tras el pedido de condena por parte de su abogado, los padres de Agustina le hablaron al jurado. Abrazados, entre lágrimas, pidieron justicia por su hija.

"Es un proceso largo, pero justo. Son muchas las emociones. Agus no vuelve, pero sí pedimos estar en una sociedad libre. Que mi hija pueda creer que puede caminar tranquila, ser libre y decidir", dijo su mamá, Sivana Capello.

Luego, con la entereza que mostraron durante toda la investigación, la mujer miró a Parra. Y le habló directamente. "A usted, señor Parra, Agustina le dice no es no".

Mariano Fernández, el papá de Agustina, le habló solo al jurado. "No voy a decir nada para conmoverlos, porque no me quiero emocionar. He aguantado un montón hasta acá. Les agradezco, porque estuvieron acá, aceptaron este compromiso, duro, ustedes vieron las imágenes que nosotros tratamos de evitar".

Y les planteó, "ustedes, en sus manos, tienen la responsabilidad de que un asesino no esté en las calles. En sus calles. A ustedes se les demostró con pruebas lo que había pasado y cómo había pasado".

"La única obsesión es Pablo Parra"

El abogado defensor cerró su alegato con críticas a los investigadores y un pedido para que el único acusado por el femicidio no sea condenado. "Consideramos que Pablo Parra no tiene que ser condenado. Nunca se ocultó. Se puso solo en el centro de la investigación contando en la escena que tuvo una relación con Agustina. Participó del operativo en el que se secuestró la tela, entregó su ADN, entregó su auto", dijo Coto sobre la actitud de Parra tras el ataque a Agustina.

El defensor, por otro lado, cuestionó dos puntos del argumento de los acusadores. "El ataque no fue a traición, porque Agustina se defendió. Tampoco hubo rechazo, porque las últimas propuestas eran cenas y Agustina aceptaba". Y concluyó: "La única obsesión es Pablo Parra. (El asesino) Era Parra, era Parra o era Parra".

"A los culpables no se los fabrica, se los encuentra", manifestó.

Coto criticó que "el único ADN que vincula a Parra está contaminado. Y el ADN (que no lo incrimina) y no está contaminado no lo tuvieron en cuenta".

En el cierre de su alegato, le dijo al jurado: "Les pedimos una decisión difícil, antipática. Somos conscientes. Pero si hoy se condena a un inocente, el culpable va a seguir suelto. La cárcel para un inocente es la impunidad del culpable".

(La Mañana de Neuquen)

Comentarios
 
ACLARACIÓN: No se publicarán insultos, agravios, ni cualquier otro texto con términos injuriosos.
Tampoco se publicarán comentarios con mayúscula fija.
No observar estas condiciones obligará a la eliminación automática de los mensajes.
 
 15/05/2024 | 17:40 Hs
Enviado por Guason
yo soy el papi y le hago la señal de la cruz de x vida... siga preso o afuera, valga redundancia.
 
Escriba su comentario



Diseño y diagramación: A P