MARTES 27 de Febrero
MARTES 27 de Febrero // GENERAL PICO, LA PAMPA
Seguinos en
Compartir
Twittear
  MIÉRCOLES 29/11/2023
Murió Ricardo Piñeiro, histórico representante de modelos
Tenía 67 años. Estaba internado en estado crítico desde el domingo, tras sufrir un ACV hemorrágico.

Ricardo Piñeiro, histórico representante de modelos, murió este miércoles pasado el mediodía. Estaba internado en el Sanatorio Otamendi, donde fue derivado tras sufrir un ACV hemorrágico, el domingo.

Su partida causó profunda consternación en el mundo del espectáculo, que recién se recuperaba de la información de su accidente cuando ocurrió su fallecimiento, que Infobae pudo confirmar con su círculo íntimo.

Según le confirmó a este medio el director del SAME, Alberto Crescenti, la mañana del domingo Piñeiro fue trasladado hasta el Hospital Fernández, luego de encontrarlo en su domicilio con bajos signos vitales.

Horas después, el representante fue llevado hasta el Sanatorio Otamendi, según lo detalló el parte médico oficial del lugar: “El paciente se encontraba en estado reservado, con asistencia respiratoria mecánica, producto de un ACV hemorrágico”.

Desde entonces, se vivieron horas críticas en torno a su salud, y se armó una espontánea cadena de oración en la comunidad del espectáculo. Modelos, periodistas, famosos en general, se volcaron a las redes para elevar una plegaria en favor de su recuperación. Hasta que la noticia de su muerte golpeó hondo en los corazones, y activó inmediatamente el portal de los recuerdos.

Ricardo Piñeiro nació en febrero de 1956 en Montevideo, Uruguay. En la década de los 90, se convirtió en uno de los mayores representantes de modelos de Argentina. A partir de su agencia, supo crear un imperio con las figuras femeninas más destacadas del país, copando las tapas de revistas y los programas de televisión. Durante esos años, su escudería dirigía a las modelos más destacadas y solicitadas del momento: Andrea Frigerio, Mariana Arias, Verónica Lozano y Paula Chaves, sólo por mencionar algunas de diferentes generaciones.

En una de sus últimas entrevistas con Infobae, Piñeiro habló del universo de la moda, ese que conoció como nadie, y del que llevaba tiempo alejado. “Las supermodelos se terminaron en la Argentina. Pampita es una bomba. Me encanta. Es un caso especial. María Vázquez es una bomba también. Las dos no son altísimas, pero tienen un ángel que no lo tiene nadie. Pampita se ríe y te compra. Tiene ese don. Son chicas elegidas”, definió para marcar sus preferencias a partir de dos nombres propios icónicos.

“Por mi agencia pasaron todas. Las más grandes no sólo se quedaron con su carrera de modelo, sino que se convirtieron en actrices, periodistas o conductoras de televisión”, expresó. Y los nombres mencionados de Frigerio, Arias, Lozano y Chaves completan perfectamente estos casilleros. Y se suman a la lista Karina Rabolini, Ginette Reynal, Chechu Bonelli, Soledad Fandiño, Mery del Cerro y la propia María Vázquez.

En 2011 sufrió un duro revés económico que lo obligó a reinventarse, un episodio crucial que significó un punto de inflexión: por una estafa perdió “hasta el nombre”, reconoció, un hecho del que aseguró que también tenía una parte de responsabilidad, por lo que aceptaba lo sucedido. Como él mismo reconociera, nunca fue un buen empresario, sino más un “idealista”, y ese tipo de experiencias son las que forjan el aprendizaje.

Con el tiempo, después decidió alejarse del universo fashion, y se enfocó en su vida, la cual compartía con sus perras, combinando su pasión por la fotografía, al que ingresó en una de las tantas vueltas de la vida. Lo que primero era un pasatiempo, se volvió una actividad que se tomó cada vez más en serio, gracias al ojo de Gabriel Rocca. El célebre fotógrafo, quien había trabajado con él en su agencia, notó un talento que desarrolló con su habitual tenacidad. Así llegó a exponer en diferentes salas del país, y sus musas fueron algunas de sus pasiones: sus adorados perros y las edificaciones emblemáticas de la ciudad.

Lejos de los flashes, Piñeiro también dejó de ocupar aquellos ríos de tinta en la prensa. Hasta que volvió a ser noticia cuando trascendió su ayuda como voluntario en la iglesia Hermanas Esclavas del Sagrado Corazón, donde colaboraba en la asistencia a personas en situación de calle. También la batalla que libró contra el alcoholismo, y la sanación que encontró en el mismo espacio religioso.

Una vez que se conoció la noticia, una de las primeras en manifestarse fue Fernanda Villaverde: “Richard, no puedo más del dolor. Que descanses en paz. Te amo y amaré siempre”, escribió junto a una foto en la que se los ve lookeados en blanco y negro para algún evento de tantos. Enseguida, sus amigos y allegados comenzaron a recordarlo con especial cariño. Luciana Salazar plasmó en un mensaje: “QEPD Ricardo Piñeiro”. En la misma red social, el coreógrafo y director teatral Raúl Martorel plasmó: “Buen viaje, Ricardo Piñeiro. Mucha luz para tu alma”, y Dolores Moreno le confió a Teleshow la relación que los unía: “Como un hermano, mismo amor”.

(Infobae)

Comentarios
 
ACLARACIÓN: No se publicarán insultos, agravios, ni cualquier otro texto con términos injuriosos.
Tampoco se publicarán comentarios con mayúscula fija.
No observar estas condiciones obligará a la eliminación automática de los mensajes.
 
Escriba su comentario



Diseño y diagramación: A P