MARTES 27 de Febrero
MARTES 27 de Febrero // GENERAL PICO, LA PAMPA
Seguinos en
Compartir
Twittear
  DOMINGO 11/02/2024
La espalda de Marlon Brando para Maracodigital presenta: "Crónicas Pampeanas"
Hoy: "El faro del fin del mundo y la Piedra Fundamental". Una ficción histórica de Oskar Aizpeolea.

Soy la voz de los que no tienen voz: un vagabundo de la llanura infinita con las estrellas al alcance de la mano. Mis poderes siempre deben estar protegidos por el Misterio o perderé la Gracia…

En el comienzo de la humanidad, Prometeo hizo un magnífico regalo y así se pasó de una época oscura y primitiva a la civilización.

Prometeo robó el fuego del Olimpo y lo entregó a los mortales. Esta acción enfureció a Zeus quien lo encadenó a una roca donde, día tras día, un águila le devoraba las entrañas. El soportó el castigo hasta que fue liberado por Hércules.

Pocos, muy pocos saben que el peñasco al que estaba encadenado fue partido y sus trozos esparcidos por Eolo: un mágico fragmento llegó al Sur de América del Sud.

En Francia, miles de años después, Jean Verne, bisnieto del gran escritor Julio Verne, cansado de ver una caja fuerte de su bisabuelo que nadie se había atrevido a abrir, decidió hacerlo. La llave se había perdido y contrató a un especialista en abrir antiguas cajas fuertes.

Decepcionado porque “sólo había papeles” no les dio importancia, hasta que un día decidió revisarlos. Para su sorpresa, descubrió un manuscrito inédito titulado “París en el siglo XX” escrito en 1862. La novela es otra muestra de la iluminada visión futurista del novelista francés.

Jean también encontró papeles aparentemente sin relación a nada, pero una carta llamó su atención: el remitente era de una localidad de la República Argentina. Había partes de la carta imposibles de leer por acción del paso de los años. Sin embargo, un fragmento en perfecto francés lo sorprendió.

“Quien vos sabés, se alegra que hayas disfrutado del viaje a la República Argentina, especialmente el tiempo que pasamos bien al Sud en la Isla de los Estados. A nosotros nos alegra que estés escribiendo “El Faro del fin del Mundo”, y que la novela suceda en esa remota zona de nuestro país. Sobre este particular, ya sabés quien, no se atreve a hacerte un pedido muy especial, pero yo sí. Te recuerdo que olvidaste en su casa la piedra que encontraste en aquella lejana isla a la que adjudicaste “Mágicos Poderes”, y que descubriste al tiempo que decías ¡gracias Prometeo!.

Y es por esa razón que te pido autorización para utilizarla como Piedra Fundamental de un nuevo pueblo que vamos a fundar en este Territorio de La Pampa Central.

Estimado y admirado Jules, recibe…”

Jean quedó muy sorprendido, ya que no tenía conocimiento ni figuraba en ninguna crónica el viaje de su bisabuelo a Sudamérica.

¿Y qué había pasado con la piedra? Seguramente había autorizado utilizarla para la fundación pero…? dónde estará la piedra, en qué lugar de la Pampa Central fundaron ese nuevo pueblo”?

Sus pensamientos lo llevaron a la acción, y decidió escribir al remitente que figuraba en la carta con fecha de más de cien años atrás. Sabía que era como arrojar al mar un mensaje en una botella, pero quizás recibiría alguna respuesta.

La carta de Jean Verne llegó a un pueblo de La Pampa, pero nadie de la familia del destinatario vivía allí, y tampoco sabían dónde encontrarlos. Quiso el destino que uno de los empleados del correo me contara la historia, y así fue que la carta llegó a mis manos. Respondí a Jean Verne informándole que estaba tan sorprendido como él del viaje de su bisabuelo y la historia de la piedra. También le informé que tenía alguna pista sobre ese misterio, y que le iba a escribir si descubría algo.

No puedo revelar nombres, pero testimonios orales y lectura de antiguos diarios hallados en un depósito, me permiten pensar que la piedra de Julio Verne podría ser parte de la misteriosa piedra fundamental de General Pico.

Rodas es una bella mujer que vive en una quinta lejos de la zona urbana de la ciudad norteña. Hace años que no sale de su casa a la que llama “mi oasis”, por la variedad de árboles y flores que rodean su vivienda. Protege su intimidad, y dice que me recibe “porque sé quién sos”. Me espera en su salón iluminado por velas, ya que dice que vamos a hacer un viaje en el tiempo, y la luz de las velas es ideal para eso.

También me cuenta que tiene 101 años, y sus ojos color del cielo se iluminan. Viste una túnica color del mar, y se mueve con agilidad mientras sirve un aromático té con scons que ella misma amasó. Los franceses dirían que es una sorciere o hechicera. Un detalle es el rosal que da su aroma al espacio.

Le cuento sobre la carta del bisnieto de Julio Verne, el viaje del escritor a nuestro país, y el descubrimiento de la piedra con mágicos poderes.

Sonríe y se sienta. Bebe un sorbo de té y toma mi mano izquierda “la del corazón”, afirma.

--Por el poder de mis antepasados sé que sos el elegido para saber la Verdad— dice, y toma de la mesa una pequeña cajita que deposita sobre mi mano.

--Abrila, dice con melodiosa voz, y agrega:-- Responderé a tus inquietudes porque no quiero que lo que sé quede en el olvido.

Abro la cajita y descubro una piedra más pequeña que mi pulgar. La pongo sobre la palma de mi mano y un haz de luz de colores ilumina la habitación.

De un lugar más allá del tiempo y el espacio, la voz de Rodas dice:--En tus manos tenés un fragmento de la piedra de Prometeo encadenado y cuyos fragmentos Eolo esparció por el Universo.

Toma una jarra de porcelana decorada con rosas, y muy lentamente arroja agua en una palangana. Pone sus manos sobre las aguas y me pide que me pare a su lado. El agua se agita y aparece una sucesión de imágenes de tres hombres cerca de un faro, y uno de ellos desentierra una piedra que se ilumina.

--¿Qué está pasando, Rodas?—exclamo.

--Tranquilo, tranquilo—dice, y aclara:--acabás de ver a Julio Verne junto a los verdaderos fundadores de General Pico.

--Pero y la foto? Todos hemos visto la foto de esos hombres a punto de enterrar ese cubo—digo, un tanto incrédulo.

--Esa foto no es de la fundación, se hizo tiempo después para un aniversario del pueblo— dice con una enigmática sonrisa.

Quedo fascinado y sin voz para responder.

Rodas continúa hablando:--La verdadera fundación se hizo en secreto, y fue acción de hombres nobles de espíritu luminoso y gran corazón— relata, y afirma: --la Piedra está bien segura y protegida.

--Pero entonces ¿quién fundó esta ciudad?, -pregunto con ansiedad.

--Ya te dije, fueron hombres iluminados que querían el bien de todos los habitantes sin distinción de raza, sexo u origen. La verdadera fundación fue un ritual privado, y allí dejaron la piedra, la verdadera Piedra Fundamental.

De pronto levantó sus manos al cielo, y dijo: --Bien pronto la humanidad recibirá el Supremo Amor.

Y aunque sea imposible de creer, en ese instante Rodas se transformó en una joven mujer que irradiaba luz. Puso sus manos sobre mis hombros y dijo:--Si vas por las noches a la laguna…

--¿Qué laguna? -pregunté interrumpiéndola.

--Seguro que sabés qué laguna es, pero no la nombres —afirmó con dulce voz— pero sabes qué laguna es…

De pie, era una hermosa diosa del Olimpo. A la luz de las velas, sus ojos brillaban como una constelación de estrellas.

--El día que Venus se acerca a la tierra, tenés que ir al atardecer con buenos pensamientos y mejores deseos, y entonces a la medianoche verás una luz que sale de la profundidad de las aguas. Ese es el gran momento. Esa es la luz de la Piedra Fundamental que permanece allí, protegida por las aguas de la laguna para irradiar sus dones.

No supe qué decir, pero besé sus manos. Una brisa suave apagó las velas: por la ventana el sol asomaba en la llanura.

Y todo esto es mucho más que la verdad. Sueños son…

GLOSARIO

PROMETEO: Dios-titán inmortal que tiene acceso al Olimpo.

ZEUS: dios del cielo y el trueno, rey del Olimpo.

HÉRCULES: Semidios, hijo de un dios y una mortal. Poseía gran fuerza y amor a  la humanidad.

EOLO: es el dios de todos los vientos.

RODAS: también llamada Rodo, es la diosa ninfa protectora de las aguas y la isla.

Comentarios
 
ACLARACIÓN: No se publicarán insultos, agravios, ni cualquier otro texto con términos injuriosos.
Tampoco se publicarán comentarios con mayúscula fija.
No observar estas condiciones obligará a la eliminación automática de los mensajes.
 
 21/02/2024 | 11:43 Hs
Enviado por Ana Aloia
Hermoso, Oskar! Eolo nos transporta a través de los tiempos antiguos para visitar lugares, hechos y personajes y vivir un rato en un tiempo salpicado de fantasía... Muchas gracias!
 
 16/02/2024 | 19:45 Hs
Enviado por Pilar
Admirable querido mío tu narrativa, gracias.
 
 16/02/2024 | 18:09 Hs
Enviado por Enrique Fontanillo
Un genial relato , atrapa y transporta al mundo de la fantasía que todos imaginamos alguna vez , felicitaciones Oskar Aizpeolea
 
 13/02/2024 | 20:33 Hs
Enviado por Favio
Que bello relato! Atraviesa la frontera de la fantasia a la realidad, haciendolo sentir como un hecho verdadero que nos atrapa hasta el final. Una vez mas gratamente sorprendido. Gracias.
 
Escriba su comentario



Diseño y diagramación: A P