VIERNES 14 de Junio
VIERNES 14 de Junio // GENERAL PICO, LA PAMPA
Seguinos en
Compartir
Twittear
  MIÉRCOLES 08/05/2024
Femicidio de Agustina: ex pareja relató el hostigamiento y persecución que sufrió por parte de Parra
La mujer pidió declarar sin la presencia del imputado. Hoy el juicio comenzó con el testimonio de un perito de la Brigada de Investigaciones de Cipolletti.

Pablo Parra, acusado del femicidio de Agustina Fernández, incurrió en conductas hostiles con otra mujer. Se aprovechó de su relación de poder y de sus conocimientos en materia informática para hackear cuentas, entrar al correo de una expareja e incluso crear un perfil falso para obtener información. En el juicio se reveló que persiguió a esa mujer y que intentó entrar a su lugar de trabajo, forzando la cerradura con un destornillador.

La fiscalía de Cipolletti recurrió al testimonio de una expareja de Pablo Parra para exponer sus conductas de violencia de género y hostigamiento. La mujer no solo pidió reservar su identidad, si no que no quiso prestar declaración ante la presencia del imputado por el crimen de la joven estudiante de Medicina, en julio de 2022.

Parra debió abandonar la sala para que la mujer cuente detalles de la violencia que ejerció una vez finalizado el vínculo tras un año y medio de relación. Aseguró que él se creó un perfil trucho para seguir en contacto con ella. Pero no un usuario al azar: el imputado descubrió que la mujer chateaba con otro hombre, se armó un perfil similar y se hizo pasar por él. La dirección era igual, pero con un número distinto.

La joven se dio cuenta que era él y al salir del ciber se lo encontró: Parra le pidió explicaciones, aunque la mujer ya había puesto fin al vínculo días atrás. Luego la persiguió varias cuadras en moto: “Me quería hacer algo, no sé qué”, relató la joven.

El noviazgo aconteció durante el secundario, ambos eran adolescentes y la relación duró poco más de un año.  No fue la única secuencia de hostigamiento tras la ruptura; conto varias. Él la seguía camino al trabajo, o aparecía en su oficina.

Incluso una vez que ella estaba sola en el edificio intentó abrir la cerradura con un destornillador: “Nunca pensé que era un ladrón, sabía que era él”; aseguró. Luego de estos incidentes, el padre de la joven comenzó a acompañarla al lugar de trabajo.

Contó que tiempo después la situación mermó, se lo cruzó un par de veces en la calle y ya no hubo persecución por parte de Parra. Pero aseguró que estaba asustada y que no esperaba la reacción del imputado: “Fue bastante violento todo lo que pasó”.

El testimonio de la mujer fue en la segunda jornada del juicio por jurados por el femicidio de Agustina Fernández en Cipolletti que comenzó el lunes y se extenderá, en principio, hasta el miércoles 17 de mayo.

La tercera jornada del juicio comenzó con una extensa declaración de un perito que relató la secuencia de los minutos previos y posteriores al ataque a la joven estudiante y los registros de las cámaras de seguridad.

Las muestras de ADN

La defensa de Parra centró su estrategia en muestras de ADN, como anticipó al jurado en la apertura del juicio por el femicidio de Agustina Fernández. Desde que comenzaron a dar testimonio, peritos y policías, las consultas sobre muestras de ADN en distintas pruebas y personas, se reiteran las consultas sobre los rastros genéticos.

Este miércoles, el testigo Carlos Zapata, de la Brigada de Investigaciones, observó que la muestra que se extrajo del cuerpo de la joven "pudo estar contaminada" por el contacto con enfermeros del hospital. Ésa es la muestra clave para la teoría de la defensa.

Las dudas de la defensa

Los abogados de Parra, Juan Manuel Coto y Gonzalo Rodríguez, interrogaron al oficial Zapata en torno a los sospechosos que fueron descartados. Consultaron sobre el cantante de rap y un malabarista, que tenían tatuajes en la cara y fueron identificados a partir de un identikit. El jefe de la comisión investigadora respondió que en todos los casos se hicieron análisis de ADN que dieron resultado negativo.

También se investigó a un hombre con antecedentes de hechos violentos, pero estaba bajo prisión domiciliaria y monitoreado con tobillera. El ADN también dio negativo.

¿Por qué la Policía se convenció de que fue Parra?

La hipótesis del robo se mantuvo por algún tiempo, pero el relato que brindó Pablo Parra comenzó poco a poco a generar más sospechas. Mientras Criminalística descartó que hubiese huellas de desconocidos en su departamento, la Brigada de Investigaciones lo ubicó como el principal sospechoso por los videos de seguridad.

"Él en la denuncia -del robo- dice que va a la casa de los padres y las cámaras muestran que va hacia otro lado", dijo el oficial principal Zapata. A criterio de los investigadores, no había motivos para dar una versión falsa del recorrido que hizo al salir del edificio de calle Confluencia.

Sin sospechas sobre Natanael

La última persona que pasó tiempo con Agustina Fernández fue un joven llamado Natanael. Según la teoría de la fiscalía y la querella, tuvieron relaciones sexuales en el departamento de la joven y eso detonó el ataque de Parra. El mozo fue incluido en la lista de sospechosos, pero su relato convenció a los investigadores. Al momento en el que se habría producido el femicidio, estaba en su trabajo.

(Rio Negro y La Mañana de Neuquen)

Comentarios
 
ACLARACIÓN: No se publicarán insultos, agravios, ni cualquier otro texto con términos injuriosos.
Tampoco se publicarán comentarios con mayúscula fija.
No observar estas condiciones obligará a la eliminación automática de los mensajes.
 
 08/05/2024 | 22:22 Hs
Enviado por Detective jazz and drugs
Era un saico el madafaker .. increíble el párra ese ... mil años de carcel
 
Escriba su comentario



Diseño y diagramación: A P