JUEVES 12 de Diciembre
JUEVES 12 de Diciembre // GENERAL PICO, LA PAMPA
Seguinos en
Compartir
Tweet
  LUNES 02/12/2019
“La mujer puerca” fue la obra seleccionada en la Fiesta del Teatro
Protagonizada por María Sol Riscossa y dirigida por Leticia Hernando, representará a La Pampa en la Fiesta Nacional 2020.

“Polvo de rocío”, del elenco piquense dirigido por Estela Sappa, fue seleccionada en segundo lugar y “Monoambiente”, dirigida por Fernando Baretto, fue la tercera.

El jurado encargado de la selección se integró con el reconocido actor rionegrino Carlos Massolo, el director puntano Javier Vivas y la periodista santarroseña Norma Arana.

“La mujer puerca” es un monólogo de Santiago Loza. Actúa María Sol Riscossa.

“Polvo de rocío”, es un texto de Cristina Castrillo. Actúan Noelia Etcheverry, Yoana Caino, Susy Fresco, Cecilia Gay, Natalia Petitti y Alicia Datri.

“Monoambiente” es de autoría del director de la obra, Fernando Baretto. Actúan Rosario Torres y Magalí Gigena.

Ocho trabajos en total se presentaron en competencia en la Fiesta realizada este año en Santa Rosa. Además de las tres premiadas, “Sin selene”, de Fernando Baretto, de Santa Rosa y “Padre hay uno solo”, de José Serralunga, por el grupo El Huésped, de Santa Rosa.

También, “Caricaturas cotidianas”, de La Risotada de General Pico, “Rojo pasión rojo sangre”, de Adriana Allende, por el grupo Entretelones, de Guatraché y “Por qué estoy acá”, texto de Agustina Puhl, dirección de Magalí Gigena, de Santa Rosa.

Como todos los años, la selección de las obras ganadoras originó polémicas y encendidos diálogos entre los teatreros y los asiduos concurrentes a las salas, cada uno defendiendo su criterio y su gusto.

Pero más allá de la concepción artística, de los celos o del interés particular, este año hubo por lo menos cinco interesantes propuestas que renovaron la cartelera provincial, aunque lejos está La Pampa de la realidad neuquina o rionegrina, donde se presentan más de 30 grupos a cada fiesta.

En esas provincias hermanas, el arte tiene el impulso que sin lugar a dudas dan las estructuras educativas: el teatro es materia de estudio en dos universidades.

En La Pampa, el teatro se debate en la resistencia de unos pocos elencos que se mantienen en la actividad, contra los pronósticos más agoreros y abandonados de la cultura oficial, sostenidos apenas por unas bocanadas de oxígeno que todavía acerca la representación local del Instituto del Teatro.

En este panorama, que los jurados tengan cinco trabajos para seleccionar uno, sigue siendo motivo de fiesta.

Y que la obra ganadora haya sido elegida por mayoría, habla del parejo nivel artístico que ofrecieron los dos primeros trabajos. Porque es obvio que si “La mujer puerca” fue elegida por dos de los jurados, el que no la votó se inclinó por “Polvo de rocío”.
 
La primera está basada en un excelente trabajo actoral de María Sol Riscossa, que compone una prostituta que se rebela contra su destino y que se desarrolla con la actriz sentada en una silla en la que sólo gira para un lado y otro. Todo el peso teatral descansa en las expresiones de Riscossa.

“Polvo de rocío” apuesta a una estética teatral rebosante de la poesía y la música que la cordobesa Cristina Castrillo le impone a sus textos, aun hablando de mujeres que también procuran liberarse del cabaret y de la vida de la que se sienten prisioneras.

La puesta de Estela Sappa elude el escenario tradicional. En Santa Rosa se mostró en el bar ReSostenido, donde amalgamó lugar, escenografía e iluminación con lucidas actuaciones.

Respecto de las actuaciones, los jurados suelen parecer demasiado austeros al concluir su trabajo. No estaría mal que de una vez se adopte como norma destacar los trabajos actorales, como incentivo de quienes “se matan” en los ensayos para mostrarse sobre el escenario.

En esta fiesta es insoslayable hablar, por suerte, de una cantidad de buenas actrices que esperamos seguir viendo con regularidad.

El presente de María Sol Riscossa fue el más reconocido, con el primer premio. Pero también son talentosas Rosario Torres, Alicia Datri, Magalí Gigena, Susy Fresco, Noelia Etcheverry y Natalia Petitti, éstas tres últimas noveles pero con un enorme futuro en el teatro pampeano.

Una particularidad destacable de esta fiesta 2019 es que las dos primeras obras seleccionadas están dirigidas por dos mujeres directoras que presentaron, ambas, su segundo trabajo en esa condición.

La santarroseña Leticia Hernando y la piquense Estela Sappa renovaron la escena provincial con sus trabajos. Sappa había obtenido un segundo lugar en Victorica con su primera dirección. Vuelve a ser premiada ahora. Salud por ellas!

Alberto Callaqueo
 

Comentarios
 
ACLARACIÓN: No se publicarán insultos, agravios, ni cualquier otro texto con términos injuriosos.
Tampoco se publicarán comentarios con mayúscula fija.
No observar estas condiciones obligará a la eliminación automática de los mensajes.
 
Escriba su comentario



Diseño y diagramación: A P