DOMINGO 20 de Enero
DOMINGO 20 de Enero // GENERAL PICO, LA PAMPA
Seguinos en
Compartir
Tweet
  MARTES 15/05/2018
Murió el escritor y periodista Tom Wolfe, creador del “nuevo periodismo”
Era considerado el creador de una corriente periodística que relata la realidad desde la literatura y la ficción, pero respetando el rigor de los hechos.

El periodista y escritor estadounidense Tom Wolfe, autor de “La hoguera de las vanidades”, murió a los 87 años en un hospital de Manhattan, en Nueva York, según informó el diario The New York Times.

El fallecimiento fue confirmado por su agente, Lynn Nesbit, quien contó que Wolfe había sido ingresado debido a una infección.

Wolfe nació en Richmond, Virginia en 1931 y es considerado uno de los creadores del “nuevo periodismo”, una corriente periodística que relata la realidad desde la literatura, con técnicas narrativas propias de la ficción, pero respetando siempre el rigor de los hechos.

Había vivido en Nueva York desde que se unió al periódico ‘The New York Herald Tribune’ como reportero en 1962.

Fue en esa publicación donde comenzó a cuajarse ese nuevo híbrido del periodismo y la literatura con apoyo del director del diario, Clay Felker, quien pedía a sus reporteros que “fueran más allá del periodismo objetivo”.

Los textos de Wolfe eran un referente que ayudó a darle forma al término actual, tras publicar una colección de ensayos en 1973 con un estilo narrativo que también aplicaban escritores como Truman Capote, Joan Didion y Hunter S Thompson.

Un devoto del realismo, es autor de extensas novelas que superaron las 600 páginas. Entre ellas, “Todo un hombre”, publicada en noviembre de 1998 y recibida como un acontecimiento literario, se convirtió por segunda vez en candidato al premio National Book Awards, uno de los más importantes de Estados Unidos, en la categoría de ficción que finalmente no volvió a conseguir.

En este libro describe la vida de los años 90 en el sureste de Estados Unidos, desde el mundo de los negocios hasta la política, el deporte o la universidad.

A Wolfe se le reconocía por su estilo de sastrería, siempre luciendo su famoso traje blanco de tres piezas y polainas, una mirada que una vez describió como “neo-pretencioso”, según el diario The Guardian.

El atuendo evocaba a un caballero sureño y él mismo aseguraba que lo hacía parecer “un hombre de Marte, el hombre que no sabía nada y estaba ansioso por saberlo”.

(Aristegui Noticias, con información de The New York Times, The Guardian y El País)

Comentarios
 
ACLARACIÓN: No se publicarán insultos, agravios, ni cualquier otro texto con términos injuriosos.
Tampoco se publicarán comentarios con mayúscula fija.
No observar estas condiciones obligará a la eliminación automática de los mensajes.
 
Escriba su comentario



Diseño y diagramación: A P