MARTES 29 de Noviembre
MARTES 29 de Noviembre // GENERAL PICO, LA PAMPA
Seguinos en
Compartir
Twittear
  SÁBADO 17/09/2022
La espalda de Marlon Brando - Historias de Cine para Maracodigital.
Hoy: “Fin de fiesta”
Por: Oskar Aizpeolea

Esa mañana, la tormenta de viento y arena castigaba a la llanura y en el horizonte no se percibía la lluvia tan imprescindible para que crezcan y maduren los cultivos.

En la amplia cocina de la chacra “Las violetas”, Franz Mahler y yo desayunábamos en silencio. Él leía el diario y yo pensaba que en nuestra tierra se habla poco, muy poco, de lo que hay que hablar y se desperdicia tiempo y energía en hablar de lo que no hay que hablar.

Leáse venenosos chismes que oscurecen la realidad.

La cálida voz de Franz interrumpió mis pensamientos.

--Parece que el viejo caudillo está perdiendo poder y eso lo enfurece.

--Imagino que te referís al corrupto José Quídam-respondí-

--Tomá, leé-, dijo y me alcanzó el ejemplar de diario impreso que todas las mañanas bien temprano va a comprar al pueblo.

Leí: 

“ El exgobernador José Quídam propuso poner a su testaferro Pedro Nuir como candidato a diputado provincial pero su maniobra fue rechazada enérgicamente por la oposición y, lo más sorprendente, también se opusieron integrantes de su propio partido político que ya no se sienten representados por él ¿Habrá terminado el tiempo de José Quídam?”

Terminé la lectura y casi simbólicamente un vuelo de caranchos con su grito característico cruzó el cielo y fue esparcido por el viento.

--Está viejo y repite su juego, ya nadie le cree y por eso estoy seguro de que llegó el tiempo de que reciba Justicia Cósmica. Luca va a descansar en paz cuando eso suceda -afirmó Franz mirando hacia donde están las ruinas del Gran Cine Cabiria, destruido por orden de Quídam—luego agregó--¿Sabés? Esto me hace recordar a una película de Leopoldo Torre Nilsson llamada “Fin de fiesta”.

--¿En serio?—respondí sin mucha convicción.

--Hoy pocos lo recuerdan pero era, y siempre será, un gran director—respondió.

--De él he visto “La mano en la trampa” y me encantó—dije.

--Sí,  es  muy buena pero sobre “Fin de fiesta” te quiero contar que la vimos en su estreno cuando con Luca hicimos un viaje a Buenos Aires a visitar a tu abuela  Nonny y a comprar copias de películas.

--¡Cuanta historia compartida con tío Luca, Franz!—

--Ya te contaré otras cosas pero lo que te quiero contar ahora es que gracias a un amigo coleccionista fuimos a Cinemateca Argentina donde Torre Nilsson dio una charla acompañado por Beatriz Guido, Graciela Borges, Leonardo Favio, Lautaro Murúa y Arturo García Buhr,  actores del film, menos Beatriz Guido que era coguionista y su esposa.

--¡Sos una caja de sorpresas Franz, tan interesante como los escritos de tío Luca!

--Tenés que ver esa película-afirmó- y ahora me voy a caminar por el bosque de caldenes- dijo al tiempo que cubría su cabeza con una boina para luego salir de la casa rumbo al caldenal.

Siempre había pensado que “Fin de fiesta” era sobre una boda o alguna otra celebración pero el comentario de Franz asociándola con el corrupto José Quídam hizo que la buscara y una vez más, You Tube no me defraudó.

Advierto que, por razones que desconozco, a la copia le faltan unos 20 minutos de la duración original. Lamentablemente, el cine argentino está huérfano de preservación y este film merece ser restaurado y exhibido como corresponde  porque es una gran película. 

Basada en la novela homónima de Beatriz Guido, “Fin de fiesta” se estrenó el 23 de junio de 1960.

La acción se desarrolla en el período histórico conocido como década infame y sucede en la provincia de Buenos Aires.

Un corrupto caudillo interpretado por Arturo García Buhr organiza con su hombre de confianza –Lautaro Murúa-, un operativo nocturno  para torturar a dos miembros del partido opositor y todo se complica cuando los hombres mueren. 

El caudillo, para ocultar el crimen, organiza un gran funeral para sus opositores que, según su relato, han muerto en una reyerta callejera y esa versión hace creer a sus seguidores, embriagados de vino y empanadas. Parece que el choripán se creó años después…

Lo que no sabe el caudillo es que su nieto --Leonardo Favio—, ha presenciado el operativo y que cuando descubre la verdad sobre su  abuelo  desea ser testigo de su derrumbe, lo que finalmente ocurrirá.

No quiero spoilear este magnífico film dotado de un clima y una atmósfera como solamente Leopoldo Torre Nilsson era capaz de crear pero destacaré algunas secuencias fuertemente dramáticas.

*Cuando el nieto en medio de una fiesta grita ¡Asesino! a su abuelo.

*Cuando el caudillo castiga a su nieto a cintazos y lastima su rostro al tiempo que le dice que lo enviará una temporada con los jesuitas para que aprenda a obedecer.

*La jornada electoral donde el caudillo compra votos entregando dinero.

*Cuando su puntero político intenta alejarse de su lado lo hace asesinar para que no hable.

*Impecable la recreación del hecho histórico ocurrido en el Senado de la Nación cuando intentan eliminar a Lisandro de la Torre y  terminan matando al senador Enzo Bordabehere.

*La corrupción finalmente sale a la luz y la provincia es intervenida. Todos abandonan al caudillo, quien ya postrado y olvidado dice: --Siempre quise comprar tierra  hasta donde se perdía mi mirada y ahora mi mirada se detiene muy cerca.

El joven nieto  -Leonardo Favio- y su prima, interpretada por Graciela Borges, tienen este diálogo:

Ella:--¿Siempre lo mismo, en la política?

Él:--Sí, pero de otra manera.

En la rojiza luz del atardecer pampeano, Franz Mahler estaba sentado bajo el caldén que protege las cenizas de tío Luca.
 
Al verme, sonrió y dijo:

--Ya sé, Agustín, seguro que escribiste sobre “Fin de fiesta” y me alegro ¿sabés una cosa?

--Decime, Franz pero antes te cuento que voy a intentar reconstruir el Gran Cine Cabiria.

Se levantó y se acercó con ojos húmedos. Me abrazó con todas su fuerzas y dijo:

--A José Quidam le deseo que viva muchos, muchísimos años, 150 si es posible pero también le deseo que cada noche, antes de dormir, escuche las voces de aquellos a los que despojó de Trabajo, Salud, Educación y Justicia.

Sostuve el abrazo y caminamos hasta las ruinas de la sala de cine donde hicimos un juramento luego del cual y mirando al cielo, Franz dijo:

--José Quídam, seguí comprando todo, todo con el dinero de la corrupción pero hay algo que no podrás comprar y cuando te llegue la hora no podrás entrar al Paraíso  porque en tu mente estrecha y oscura no has sido capaz de soñarlo.

Comentarios
 
ACLARACIÓN: No se publicarán insultos, agravios, ni cualquier otro texto con términos injuriosos.
Tampoco se publicarán comentarios con mayúscula fija.
No observar estas condiciones obligará a la eliminación automática de los mensajes.
 
 18/09/2022 | 21:09 Hs
Enviado por Clara ZAPPETTINI
Son significativas para nuestra cultura, las notas Oskar. Imperceptibles , las historias cinematográficas se van colando en la vida de todos los días : la realidad que se nos escapa y con velocidad se convierte en pasado .Lejano en imágenes analógicas y demasiado cercanas con las digitales, casi quitan el aliento que en su vértigo nos pueden obnubilar quitándonos la capacidad de elegir diariamente cómo queremos vivir, pelear por ello,y permitir que de una vez comience la fiesta que nos merecemos vivir. Todos los días.
 
 18/09/2022 | 13:05 Hs
Enviado por Mariel Turello
Gracias Oskar ! Un placer leer tus escrituras, nos hace recordar que este país se gestó con la corrupción como parte inevitable!!
 
 18/09/2022 | 10:19 Hs
Enviado por Honesto
Muchas veces he oido comentarios de ciudadanos quejandose de la corrupcion en la politica. Y lo primero que note siempre es que cada uno que lo hace, habla desde un lugar impoluto. "Los politicos son corruptos". "Yo no". Es realmente asi????. Estoy seguro que no. Nadie puede dudar que existe la corrupcion en la politica. Los ciudadanos tenemos alguna responsabilidad acerca de este hecho?????. Estoy seguro que si. "Los politicos son corruptos" porque la sociedad que los genera y los elige es corrupta. Esa sociedad lo es porque los individuos que la componemos somos corruptos. La corrupcion forma parte de la naturaleza humana. La capacidad de razonar, nos lleva a preguntarnos porque no sacar ventaja de una situacion favorable aunque eso este reñido con la moral o algun otro valor que solemos pregonar. La solucion seria bastante simple. Si todos nos ocuparamos de ser mejores individuos, estariamos logrando, sin proponernoslo, conformar una sociedad infinitamente mejor. Esa comunidad sensiblemente mas honesta, estaria generando y eligiendo politicos mas honestos. Pero claro, lo mas dificil de todo esto es reconocer nuestras propias miserias y falencias.
 
 17/09/2022 | 13:39 Hs
Enviado por Noemi Evangelista
Realmente cada 15 días me asombro al leer tus escritos Oskar y coincido con Daniel "Cualquier parecido a la realidad es pura coincidencia". La historia de nuestro país es cíclica. No me cansaré de darte las gracias a vos por escribir y a Maracó Digital por darle espacio para que nosotros, los lectores, mantengamos nuestra memoria activa.
 
 17/09/2022 | 13:03 Hs
Enviado por Marta Marche
Un relato agudo y espeluznante de épocas pasadas, o no tan pasadas? La corrupción antes y ahora... Excelente Oskar! Gracias nuevamente.
 
 17/09/2022 | 12:15 Hs
Enviado por tacos Altos
Oskar; excelente escrito y el final es impecable. Claro, muestra que como argentinos seguimos parados en el mismo lugar. El lugar de la corrupcíon, que es escandalosa. Pasan los años y el pensamiento democrático no logra madurar. Nuestros políticos, con sus comportamientos caprichosos, despojados de toda empatía y respeto por el otro... por el pueblo... y por el que piensa diferente, se siguen manejando de manera vil y engañosa.
 
 17/09/2022 | 10:35 Hs
Enviado por Favio
Gracias Oskar. Buenisimo traer el tema. Que sea justicia!
 
 17/09/2022 | 09:26 Hs
Enviado por Daniel
Cualquier parecido a la realidad, es pura coincidencia
 
Escriba su comentario



Diseño y diagramación: A P