Logo maracó
El oficialismo derribó el proyecto opositor contra los tarifazos |  Desde junio, el PAMI comenzará a reemplazar las credenciales de sus beneficiarios |  Delegados de La Pampa y Mendoza del CIAI recorrieron el cauce del río Atuel |  Paritaria docente: acuerdos y desacuerdo |  Barrionuevo dijo que el kircherismo dejó un PJ “devastado y desordenado” |  El Superior Tribunal de Justicia ratificó la condena a Juan Carlos Tierno |  Intervención récord e inédita del Banco Central para frenar al dólar en $ 20,55 |  Siguen apareciendo murciélagos con rabia en Santa Rosa |  ¿Beneficio?: Polémica por los impuestos a la luz que eliminó Vidal de las boletas |  El reconocido saxofonista Emiliano Barri dictará capacitación en General Pico |  La Pampa reclamará por el rio Diamante |  Delegados de Corpico sostienen que los tarifazos de Nación los dejan “en una muy incómoda posición” |  Un barco de gran porte chocó contra un muelle en el puerto de Santa Fe |  Se inauguraron los Juegos ParaEPADE |  Tarifazos: nuevo intento en la Cámara de Diputados para frenar los aumentos |  Un estudio reveló datos de la personalidad de acuerdo al color de los autos |  Un peón rural mató a otro de una puñalada en un campo de Conhelo |  Tres años de prisión condicional para un hombre por abuso sexual simple contra su hija de 12 años |  Utelpa alertó sobre el “hambre” entre los estudiantes |  ADU repudió los despidos en Agricultura Familiar |  Paranormal: filmaron a un “niño fantasma” en el Hospital Posadas de Buenos Aires |  Por primera vez en 10 meses, las expectativas de inflación alcanzan el 25 por ciento |  Hasta siempre “Rafa”, un Maraconiano de ley... |  Shell vendió sus activos en Argentina, por 950 millones de dólares, a una empresa de Brasil |  Reapareció Jorge en un acto de Compromiso Peronista |  Juan Travink dictará seminario de expresión fotográfica, clínica y seguimiento de obra |  Comenzaron las elecciones para renovar autoridades en la Universidad Nacional de La Pampa |  Verna declaró Emergencia o Desastre Agropecuario por sequía en varios lotes de La Pampa |  Continúan los trabajos de limpieza y mantenimiento en canales de General Pico |  Demoraron a cazadores furtivos en zona rural de Ingeniero Luiggi, Intendente Alvear y Caleufú |  Ferro no pudo con Atlético Tala y se complica |  Es oficial: la revancha va a las 16 |  Tierno envió anteproyecto a Verna para que la Justicia Provincial se sume a la investigación y represión del “narcomenudeo” |  Seis años de prisión para un joven mayor de edad que abusó sexualmente de su novia de 14 años |  Más de 30 espacios públicos de General Pico fueron acondicionados por la Municipalidad |  Franco se refirió a los tarifazos de Nación: “Quieren socializar el problema que ellos han creado” |  “Género y Nuevos Derechos”: Dora Barrancos disertará en General Pico |  Santa Fe: corría una maratón, se perdió y está en grave estado |  Dictarán jornada de producción de plantas ornamentales en General Pico y la Región |  Frigoríficos que reciban liebres de caza ilegal, asumirán responsabilidades legales |  El Mercado Artesanal de La Pampa participó del MICA de San Carlos de Bariloche | 
  LUNES 19/03/2018
Compartir
Tweet
Elecciones en Rusia: Putin fue reelegido por más del 70 por ciento de los votos
La victoria del autócrata ruso le permite consolidar su estilo de correr hacia adelante.

El mundo tiene desde este domingo a un Vladimir Putin recargado. La victoria en las elecciones, más allá de su polémico trámite y la tutela oficial de los resultados, le permite al autócrata ruso consolidar su estilo de correr hacia adelante.  

El zar del Kremlin obtenía casi 74% de los votos, por encima del 63,6% de 2012, y un presentismo que no fue tan deprimente como se esperaba, con casi 60% por debajo del 65% de hace seis años que fueron a las urnas. No solo las sospechas de manipulación intervinieron en ese desenlace ni la anulación tramposa de rivales que podrían haberlo opacado como el opositor Alexei Navalni, eclipsado por una telaraña judicial que lo lleva una y otra vez a la cárcel.  

Un nacionalismo exacerbado, que también embriaga a la juventud, marca un comportamiento homogéneo de esta Rusia que ve en Putin a su restaurador, aun con los modos despóticos que ha impuesto a ese régimen a lo largo de los 18 años que el líder del Kremlin lleva en el poder. 

Repotenciado al frente de una potencia regional con ambiciones de peso global, el actual conflicto con Gran Bretaña no será el principal de los desafíos que cruzarán a Putín en adelante. Es probable que ese litigio por el atentado contra el ex espía ruso Sergei Skripal y su hija, envenenados con un tóxico militar que Londres identifica como plantado por Moscú, crezca en resonancia, pero se diluya con el tiempo.  

Así como ha ocurrido a lo largo de los últimos cuatro años con la anexión de la Península de Crímea, una acción sin precedentes desde la Segunda Guerra y de mucho mayor calibre que ese ataque, por ahora además confuso, en la capital británica. La reacción beligerante del Reino Unido frente a ese hecho, y la alianza inmediata que labró con sus aliados de mayor peso en Europa y Estados Unidos, indican el tamaño de la arquitectura que se está conformando para detener la expansión de la influencia rusa. 

Como ya ha señalado esta columna, existe un problema existencial con el liderazgo regional que el Kremlin ha ganado en Oriente Medio asociado con Irán en la guerra de Siria. Ese conflicto, que estalló a poco de iniciarse la Primavera Árabe en 2011, no se apagó como el resto de los capítulos de esa saga, debido a que el país árabe fue el escenario de una confrontación entre las potencias. Si en las otras naciones que experimentaron esa revolución republicana las dictaduras eran pro occidentales en su mayoría, en el caso de Damasco implicaba el patio trasero de Teherán y sus socios estratégicos, Rusia y China, principalmente.  

La entrada directa en la guerra por parte de Moscú arrebató una segura victoria contra el régimen de Bashar al Assad, pero lo central es que consolidó el poder en el área de Irán, que domina ese país, influye sobre Líbano y claramente en Irak, y está armando una ruta de fuerte poder económico desde su capital hasta el Mediterráneo pasando por esos países. 

Acorralar a Rusia es un costo para reducir o fulminar a la potencia persa, un objetivo que persigue claramente el reino saudita, aliado íntimo de Occidente, y también Israel. La puja por destruir el acuerdo nuclear 5-1, que congeló el desarrollo atómico iraní, es un eslabón crucial de ese juego en el arenero militar. Si sucede, como puede ocurrir en mayo próximo cuando EE.UU. vuelva a imponer unilateralmente sanciones a Teherán, se debilitaría el gobierno moderado de Hassan Rohani. Eso abriría paso a los nacionalistas iraníes, como ya ocurrió con la administración de George W. Bush, cuando puso en marcha su polémico Eje del Mal.  

Esa movida fortaleció a los fundamentalistas, habilitó la instauración de un régimen que desafió a Occidente, armó un laboratorio atómico con objetivos sospechosamente militares y prometía la destrucción de Israel con el halcón Mahmud Ahmadinejad en los timones. Esa es la pelea central detrás de cada uno de esos pliegues. Lo demás es una hojarasca con perfiles dramáticos, como el incidente gravísimo de Londres. 

Putin tiene algunas armas para jugar en esta pelea, que son las que más preocupan en estas horas en Europa. Cerca del 70% del petróleo que exporta Rusia al mundo tiene como destino Europa. Lo mismo sucede con el gas, aún más gravitante y del cual cuenta con inmensas reservas.  

Un total de 65% de su producción está destinada a los países de un continente que importa la mitad de la energía que consume. Si se analizan estos datos con mayor detalle surge que la poderosa estatal Gazprom, que configura el monopolio de las exportaciones rusas de gas, es un proveedor clave de Gran Bretaña que en 2017 le importó 16.3 mil millones de metros cúbicos, apenas un poco menos que el año previo, pero aun manteniéndose como la quinta parte de todo el gas que consume el reino. Sin embargo, si se toma el conjunto de las exportaciones del fluido que balancea Gazprom, solo 10% va a Gran Bretaña, con lo que una cancelación de las compras implicaría un daño acotado.  

El grueso va al conjunto europeo, con Alemania como el mayor comprador, responsable de un tercio de todas las exportaciones rusas. Ahí se presenta un punto complicado del futuro de las alianzas en este conflicto. Después de Alemania, la italiana ENI (Ente Nazionale Idrocarburi, Corporación Nacional de Hidrocarburos) depende en un 35 por ciento de las compras al Kremlin. 

Para Europa es un grave escenario. Pero también lo es para una Gran Bretaña atrapada en su propio fervor nacionalista por el Brexit. Rotas las alianzas económicas con la Unión Europea, Londres reducirá el tamaño de su billetera. Sin fuerza económica, no hay fuerza política. Como los tiempos se agotan, también para ese divorcio, todo parece precipitarse en estas horas en las que Putin vuelve a desafiar desde su nada sorprendente victoria electoral. 

(Clarín) 

Comentarios
 
ACLARACIÓN: No se publicarán insultos, agravios, ni cualquier otro texto con términos injuriosos.
Tampoco se publicarán comentarios con mayúscula fija.
No observar estas condiciones obligará a la eliminación automática de los mensajes.
 
Escriba su comentario






Director: Alberto Callaqueo
Diseño y diagramación: Ana Perelló
Sistemas y programación web: iDuo
Registro de la Propiedad Intelectual en trámite