MARTES 31 de Marzo
MARTES 31 de Marzo // GENERAL PICO, LA PAMPA
Seguinos en
Compartir
Tweet
  MARTES 24/03/2020
Documento de organizaciones políticas y sindicales repudia el golpe de 1976
Hoy, en un contexto inédito debido a la emergencia sanitaria desatada por el avance del coronavirus, se cumplen 44 años del golpe de Estado del 24 de marzo de 1976.

Golpe que derrocó al gobierno constitucional de Isabel Perón e inauguró la etapa de terror fascista más sangrienta del siglo XX.

Es una de las heridas abiertas que tiene nuestro pueblo y nuestra patria. Reafirmamos la lucha por memoria, verdad y justicia.

Entendemos necesario mantener viva la memoria sobre la lucha popular de aquel período, especialmente de la lucha antigolpista desplegada por sectores populares del sindicalismo clasista, de la izquierda y el peronismo.

El país estaba conmovido por grandes puebladas que venían desde fines de los 60, que resquebrajaron la dictadura de entonces, y fortalecieron la recuperación de cuerpos de delegados, comisiones internas y sindicatos, por el clasismo revolucionario.

Resulta evidente que luego de la muerte del General Perón el 1 de julio de 1974, había comenzado la carrera golpista y en la Argentina de entonces se abrieron dos trincheras: a favor o en contra del golpe de estado.

Esta lucha antigolpista, que muchos pretenden olvidar u ocultar, se dio de la mano de la defensa de los intereses de los trabajadores y el pueblo, como se evidenció en históricas asambleas fabriles.

También se dio la batalla en universidades, colegios, barrios, organizaciones agrarias, profesionales, actos, etc. La pelea era por ubicar al enemigo principal del pueblo y de la patria en ese momento histórico, y se dio en medio de una intensa polémica con otros sectores clasistas que, partiendo de considerar a la URSS “amiga de los pueblos”, terminaron siendo instrumentados y funcionales a los planes golpistas.

Con sus errores y debilidades, una parte del peronismo, como Isabel, resistió a los planes golpistas, y su gobierno tomó medidas contra empresas yanquis en la Argentina, como la expropiación de la ITT y la Standard Oil.

La batalla antigolpista llegó hasta el mismo 24 de marzo, cuando se desarrollaron paros y tomas de fábrica en Santa Isabel (Córdoba), ferroviarios de Rosario, rurales de Igarzábal y en varias otras empresas y gremios. Basta leer las cartas a los trabajadores del líder de los mecánicos cordobeses René Salamanca, para ver cómo estaba claro que “El golpe, sea prorruso o proyanqui, tiene un solo camino para la Argentina: superexplotación popular, dictadura terrorista, entrega de la riqueza nacional y más hambre para los sectores populares”.

El golpe de 1976 fue empujado por un amplio frente de sectores de clases dominantes aliados a distintos imperialismos. Destacaban los proyanquis y prorusos, pero también empujaron el golpe todos los otros imperialistas, así como terratenientes y sectores burgueses ansiosos de “orden”: aterrorizados por el peso de los cuerpos de delegados y comisiones internas, a los que llamaban ‘soviets’ de fábrica, y por el auge del terrorismo de derecha y de ‘izquierda’; y estaban ilusionados en el comercio con la URSS, que había sido el principal cliente de nuestras exportaciones en 1975. 

Los distintos sectores de la dictadura coincidían en ahogar el proceso de masas abierto en 1969, y terminar con el gobierno peronista, para llevar adelante un plan de hambre y superexplotación de la clase obrera y el pueblo en beneficio de los terratenientes e imperialistas. Baste recordar que la participación de los trabajadores en el Producto Industrial Bruto pasó del 44,7% en 1974 al 27,8% en 1976. De la mano del terror vino la entrega.

Compañeras y compañeros de todo el país pagaron con cárcel, torturas, muertes y asesinatos su postura antigolpista antes del 24 de marzo del ‘76. 30.000 detenidos desaparecidos, decenas de miles de presos políticos, cerca de 500 bebés apropiados fue el saldo criminal de la dictadura.

La lucha popular por memoria, verdad y justicia no ha cesado en estos 44 años y no lo hará este año, impedidos de movilizarnos en las calles por la emergencia sanitaria, el pueblo argentino se expresa hoy nuevamente. 

¡Cárcel común, efectiva y perpetua para todos los genocidas!

Apertura de los archivos de la dictadura. Restitución de la identidad a todos los jóvenes apropiados.

No olvidamos, no perdonamos, no nos reconciliamos. 

¡30.000 compañeros detenidos desaparecidos, presentes! ¡Ahora y siempre!

 

El documento lo firman la CTA Autónoma de La Pampa, la Asociación Trabajadores del Estado, la Corriente Clasista y Combativa, el Movimiento Pueblos y Naciones Originarios en Lucha La Pampa, la agrupación Celeste y Blanca “René Salamanca” de Empleados Estatales, el Partido Comunista Revolucionario, el Partido del Trabajo y el Pueblo, la Corriente Estudiantil Popular Antiimperialista y la Juventud Comunista Revolucionaria.

Comentarios
 
ACLARACIÓN: No se publicarán insultos, agravios, ni cualquier otro texto con términos injuriosos.
Tampoco se publicarán comentarios con mayúscula fija.
No observar estas condiciones obligará a la eliminación automática de los mensajes.
 
 25/03/2020 | 21:59 Hs
Enviado por lucho
...
 
 25/03/2020 | 00:25 Hs
Enviado por democracia si
editado.
 
Escriba su comentario



Diseño y diagramación: A P