MARTES 18 de Diciembre
MARTES 18 de Diciembre // GENERAL PICO, LA PAMPA
Seguinos en
Compartir
Tweet
  LUNES 08/10/2018
Detalles del sangriento tiroteo en Santa Rosa en el que murieron tres policías
Según informó Fiscalía, minutos antes de la balacera una vecina llamó al 101 por los ruidos molestos.

La investigación por el tiroteo en el que murieron dos policías federales y un guardiacárcel reveló que minutos antes de la balacera una vecina llamó al 101 quejándose por ruidos molestos. El llamado provino del mismo complejo de departamentos donde se produjo el hecho.

El dato fue revelado a Diario Textual por el fiscal Oscar Cazenave. El funcionario judicial confirmó que la causa quedó caratulada como “averiguación de causal de muerte”.

“Estamos investigando, recopilando datos. Lo que pudimos confirmar fue que previo al desenlace hubo un llamado telefónico, alrededor de las 2.57 de la mañana del domingo, donde una mujer se quejó por ruidos molestos”, dijo Cazenave. Ese llamado provino del mismo complejo.

-¿Hay registro de algún incidente previo entre las víctimas por ruidos molestos?- consultó Diario Textual.

-No lo sabemos porque no hacemos registro de contravenciones, eso depende de la policía.

 

El hecho ocurrió el domingo a la madrugada en un complejo de departamentos de la calle José Ingenieros al 1140, cuando un penitenciario, José Pablo Martínez (43), molesto por la música alta que provenía de un departamento de la planta alta, subió con una escopeta y mató a dos policías federales, Gabriel Díaz (21) y David Garnica (20). Luego, herido, bajó a su departamento y se terminó suicidando.

El guardiacárcel alquilaba un departamento ubicado en la planta baja. Vivía solo y ya no soportaba los ruidos molestos de sus vecinos.

Ayer, a las 20, se organizó una fiesta en el departamento de arriba. Hubo entre cinco o seis federales. Uno de los tres que vivía allí no participó. Se había ido de viaje. Otros dos estuvieron en la celebración.

Cerca de las 2 de la madrugada, solo quedaron dos. Los demás se se retiraron a un boliche bailable. Gabriel Díaz, uno de los que alquilaba en el lugar, se quedó en compañía de David Garnica. Este último era un compañero y amigo del trabajo que alquilaba un departamento de la calle Perú al 800. Además era músico.

El ataque ocurrió alrededor de las 3 de la madrugada. Según se está determinando en las autopsias, el guardiacárcel atacó a los federales con su escopeta 12/70 -de un solo tiro- en el comedor.

Primero le disparó a Garnica, de espalda. Este se encontraba indefenso: no había llevado la pistola. Herido, alcanzó a correr hasta el dormitorio. Cayó casi debajo de una cama.

En tanto, el guardiacárcel recargó la escopeta y avanzó hacia el dormitorio. El otro federal, con su pistola 9 mm que tiene una capacidad de 17 bajas, hizo 12 disparos dentro del dormitorio y alcanzó a herir al atacante. Pero fue ultimado, también de espaldas. Luego el penitenciario, herido en la zona del estómago, se retiró a su departamento. Allí se pegó un tiro en el pecho con su propia escopeta y murió.

Comentarios
 
ACLARACIÓN: No se publicarán insultos, agravios, ni cualquier otro texto con términos injuriosos.
Tampoco se publicarán comentarios con mayúscula fija.
No observar estas condiciones obligará a la eliminación automática de los mensajes.
 
Escriba su comentario



Diseño y diagramación: A P