JUEVES 08 de Diciembre
JUEVES 08 de Diciembre // GENERAL PICO, LA PAMPA
Seguinos en
Compartir
Twittear
  LUNES 26/09/2022
Cómo liberarse del sufrimiento
Por Roxana Anahí Timo (*)

Es muy habitual escuchar expresiones como "La vida es un valle de lágrimas" o ¨La vida es lucha y la lucha es vida¨. También escuchamos muchas veces, en los medios de comunicación, la expresión: "Pare de sufrir!", promovida por personas que buscan aliviar el sufrimiento de otros. Pero, ¿te detuviste a pensar qué es el sufrimiento en verdad y por qué las personas sufren?

¿QUÉ ES EL DOLOR? 

Todos los seres humanos estamos expuestos al dolor. En nuestro tránsito por este mundo vivimos experiencias dolorosas. Ya sea físico, mental o emocional, el dolor es inevitable. El dolor no es bueno ni malo. Es una experiencia biológica y vital, parte de una vida completa y plena, inherente a la existencia humana. 

En los animales, vemos también el dolor físico o emocional, pero con la diferencia que ellos no le dan la connotación particular que los seres humanos damos al dolor: en general lo transformamos en sufrimiento.

DOLOR VERSUS SUFRIMIENTO:

La sociedad rechaza el dolor, porque lo asocia con el sufrimiento. El dolor nos produce miedo, ansiedad y stress por tres mecanismos: la falta de conexión con nuestro cuerpo, la incertidumbre ante el proceso y la incapacidad de controlarlo. La mente entonces, se aferra al pasado, rechaza el presente y siente ansiedad por el futuro. ¿Quién crea y sostiene el sufrimiento? La mente.

Pero el sufrimiento no es el dolor. El sufrimiento es una creación mental. La mente humana no sabe relacionarse adecuadamente con el dolor, y el sufrimiento es creado por la mente, cuando rechaza el dolor y no es capaz de aceptarlo. 

¿PARA QUÉ SUFRIMOS?

La no aceptación conduce a las personas en muchas ocasiones, a elegir el camino del sufrimiento. Muchas personas se aferran a aquellas situaciones dolorosas del pasado, no pueden soltar esa pesada carga que es sufrir. Este siempre tendrá un sentido para la mente, que prefiere seguir sufriendo, antes que practicar la aceptación, el perdón o el desapego. Detrás de esta resistencia, siempre está la mente, generando pensamientos en bucle y reviviendo día tras día, las vivencias traumáticas del pasado, en modo automático y sin ningún sentido. Entonces, nos acostumbramos, naturalizamos el sufrir.

LAS CAUSAS DEL SUFRIMIENTO:             
                                                           
Los apegos, el aferrarse al pasado, la necesidad de control, la búsqueda de seguridad, la resistencia al cambio o la anticipación son algunos de ellos. Poder identificarlos, nos permite escapar de la cárcel del sufrimiento. Las experiencias dolorosas seguirán estando, pero nosotros podemos elegir y decidir transitar la vida con otra perspectiva: resignificar ese hecho del pasado, verlo como un gran aprendizaje, aceptar aquello que no podemos cambiar y contemplar la adversidad como la oportunidad para identificar aquello que sí podemos cambiar. 

LA ADVERSIDAD COMO OPORTUNIDAD:

Normalmente, el dolor llega a nuestra vida como una oportunidad de aprendizaje y superación. El síntoma es un mensajero que viene a despertarnos, y siempre trae un aprendizaje. Solemos ver las situaciones adversas como momentos de crisis y confusión. Puede ser. 

Pero también la adversidad nos enfrenta a nuevos desafíos, y representa realmente una verdadera bendición para muchas personas. Son los momentos de mayor oportunidad para el crecimiento personal, para abrirnos al aprendizaje, para poner en juego nuevos recursos. El dolor nos enseña, es el gran maestro en la vida, y tiene el poder de transformarnos. 

La realidad es que nuestra vida no tiene que ser un valle de lágrimas. Desde la perspectiva del coaching, entendemos que el dolor es inevitable, pero el sufrimiento es opcional. No podemos evitar vivir situaciones dolorosas, pero sí podemos elegir cómo las vamos a transitar, podemos elegir cómo vivirlas. 

Te dejo aquí cuatro claves que quizás te sirvan:

1. Comprender el dolor como un agente transformador, no seremos los mismos después de haberlo transitado, seguramente habremos hecho grandes aprendizajes.

2. Recibir y aceptar nuestro dolor, abrazarlo amorosamente. Tratarnos en esos momentos de crisis y confusión con paciencia y amorosidad, respetar nuestros tiempos y procesos. 

3. Permitirnos transitarlo con otra perspectiva, abriéndonos interrogantes que nos permitan resignificar la situación: ¿Qué pude descubrir? ¿Qué aprendí con esta situación? ¿Seré el único que ha vivido esto? ¿Cómo podría hacer para ver esto de manera diferente? 

4. Darnos cuenta que “No somos nuestro sufrimiento”. Soltar el sufrimiento es soltar el apego, las resistencias, la necesidad de controlar, el rencor y el resentimiento, para comprender que ese personaje que sufre es externo a nosotros, la consciencia no sufre.

Transitar el dolor nos dignifica, trascenderlo nos hace más humanos. Pero aferrarnos al sufrimiento nos esclaviza, detiene el flujo de la vida. Ser feliz no depende de hechos o circunstancias. La felicidad se conquista cuando comprendemos que es necesario trascender el dolor para encontrar la paz. 

(*) Roxana Anahi Timo
Médica MN88956 - MP1543
Coach Ontológico
@dra.anahitimo

Comentarios
 
ACLARACIÓN: No se publicarán insultos, agravios, ni cualquier otro texto con términos injuriosos.
Tampoco se publicarán comentarios con mayúscula fija.
No observar estas condiciones obligará a la eliminación automática de los mensajes.
 
 26/09/2022 | 11:16 Hs
Enviado por Marito
Gracias Roxana Timo por estas lineas, todos tenemos algo que nos produce dolor, sufrimiento. Todos tenemos a algun ser querido enfermo, o como en mi caso una muerte cercana y dolorosa hace poco, o algun trauma personal en el pasado. Algunos eligen la queja y "el porque a mi?" para pasar a ser victima y otros eligen a pesar de sus problemas ser protagonista y avanzar, yo me inclino por ser protagonista de mi vida y no quejarme, sino ser agradecido. Estaria bueno que escribiera sobre el momento de desolación que se ve en muchos argentinos ante esta crisis que estamos pasando a nivel socio economico que hace que miles de hermanos argentos quieran dejar el pais a buscar esa "felicidad" que aca no tienen en el extranjero.
 
Escriba su comentario



Diseño y diagramación: A P