Logo maracó
Ferro es cosa seria |  Victorias de los cinco clubes de Liga Pampeana |  Extinguieron más focos de incendio |  Otro empate de Ferro |  Ejecutan obra de agua potable en Victorica |  Boca le sacó nueve puntos a sus seguidores |  Bisabuela de 83 años, Oberto y Pareto buscarán escalar el Aconcagua |  Ledesma ganó la primera final del TC |  Rainone: “Hace muchos años, las personas mayores sólo podían ir a una plaza” |  Incendio destruyó una casa de barrio Este |  Unos 400 atletas participaron de la Vuelta del Atuel 2018 |  Jorge Capitanich ve como “posible” un acuerdo del PJ con Sergio Massa |  Córdoba tiene el primer gimnasio cerebral del país |  Incendios en La Pampa: Extinguieron tres focos y se activaron dos |  Atlético Macachín le ganó a Ferro |  La sepultaron viva por error, intentó escapar durante 11 días y murió |  Continúa el alerta por probables tormentas fuertes en La Pampa |  La Copa Liga Pampeana tiene fecha de inicio |  Matías Palacios, a la selección Sub-16 |  Federer vuelve a ser el número uno del mundo |  Inauguraron nueva agencia del Banco de La Pampa en General Pico |  Encuesta nacional: “La Pampa es la provincia más segura para caminar por la calle” |  Muerte de Débora Pérez Volpin: la autopsia compromete al endoscopista |  Terremoto en México: 200 réplicas y caída de un helicóptero con funcionarios |  Imputaron a Lorena Triaca por negociaciones incompatibles con la función pública |  Elecciones en Italia: la Asociación Italiana XX de Septiembre acompaña al MAIE |  Andorra rechazó fondos de Sapag por provenir de “coimas de los Kirchner” |  Mensaje para Triaca: el Papa dedicó una homilía a las empleadas domésticas |  Más de 130 ciclistas en el primer Cicloturismo Nocturno General Pico - Dorila |  Este lunes, corte de calles por pavimentación en General Pico |  Terminó el “retiro espiritual” del Gobierno en Chapadmalal |  Alexis Iviglia: “Un banco cercano a nuestros sectores productivos” |  Bensusán: “Vamos hacia una modernización del Estado que apunta al bienestar de los vecinos” |  Revelan el último parte del ARA San Juan con fallas y faltantes antes de zarpar |  Amamantar ya no es sólo cosa de mujeres: por primera vez, travesti dio la teta |  El fuego sigue generando daños en la provincia |  Ciclo Lectivo 2018: realizaron encuentro de coordinadores de área |  Espacio Joven entregó útiles escolares en el Barrio Bicentenario del Plan Federal |  Avanza el loteo del autódromo y analizan nuevas divisiones de chacras y quintas |  Colecta voluntaria de sangre y médula ósea en Plaza San Martín |  Incendios en La Pampa: hay tres focos activos |  Procedimientos de lectura: Corpico recibió al director regional del INTI |  Barrera comercial: decomisaron y quemaron 40 costillares en La Adela |  Informe de la UNLPam: “El consumo, el empleo y el campo siguen sin recuperación” |  Finalizaron las actividades de la “Escuela de Verano” del colegio Juana Azurduy | 
  MARTES 29/03/2016
Compartir
Tweet
Zircaos vuelta al mundo. Capítulo 38: Katmandú, Nepal
Entramos de noche a la gran ciudad. Estaba todo muy oscuro porque tampoco hay alumbrado público, se hacía difícil poder divisar un lugar para estacionar y pasar la noche, pero el movimiento de coches, bicicletas, motos, bocinas y gente continuaba.

Decidimos ir hasta un estacionamiento que figuraba en el mapa algo confuso, al llegar entre la oscuridad vimos que era un museo militar y ahí nos quedamos, fue como un bálsamo haber salido de toda esa locura del tránsito asiático y encontrar un lugar así. Un soldado armado se acercó para saber que pasaba, todo esto en penumbras y pidiéndole por favor nos dejó pasar la noche ahí.

A la mañana siguiente arrancamos el día con la neblina característica del lugar, nos fuimos para la zona donde está la Embajada de India para tramitar las visas y así poder volver a entrar en 15 días. La burocracia siempre presente en los viajes aunque uno se niegue por completo y sigamos los soñadores pensando en un mundo sin fronteras.

Paramos cerca del conocido barrio de Thamel, es el lugar donde se alojan la mayoría de los viajeros, muchos hoteles y restaurantes, estacionamos primero en un descampado cercano para pasar la noche y luego encontramos el parking de un restaurant donde sin problemas pudimos dormir el resto de los días en nuestra casita. Este barrio es muy conocido también porque es el paraíso de los negocios de ropa y de muchas cositas lindas, la perdición de los consumidores, es un lugar con mil callecitas para perderse entre budas, inciensos y un sinfín de colores.

Conocimos allí a una pareja de viajeros mexicanos que también estaban haciendo un largo periplo de un par de años por el mundo. Ellos dejaron sus trabajos, alquilaron su departamento en el alocado D.F. y se largaron libres de ataduras. Conversamos mucho y también compartimos una tarde de paseos por la ciudad, fuimos al Templo Pashupatinath uno de los principales templos hinduistas de Shiva en el mundo, donde también ahí se encuentran los crematorios sobre el sagrado Rio Bagmati.

Caminamos por una calle lateral donde un mercadillo es su protagonista, allí los fieles compran sus ofrendas para los ritos y oraciones. Alma recibió de una señora de sonrisa fresca un tercer ojo pintado de amarillo y naranja en su frente y pegándole también un par de granos de arroz. 

Seguimos caminando, observando el paisaje tranquilo del lugar. Un grupo de monos estaban disputándose algo de comida y en un segundo uno de ellos vino corriendo directamente a la pierna de Quintín. Muy apenitas el animal le clavo un diente chiquito y filoso e inmediatamente la gente local se acercó a ayudarnos, alguien trajo un remedio casero, otro nos decía que debíamos ir rápidamente al hospital, otro se ofreció a acompañarnos y hacia allí fuimos. A unas pocas cuadras del templo había una clínica donde muy amablemente nos atendieron, limpiaron la herida y enseguida Quintín tuvo que poner su brazo para empezar con la lista de vacunas, una para el tétano y cinco para la rabia aparte de antibióticos. Esas cinco se las fueron colocando a lo largo de un mes, así que desfilamos por hospitales, clínicas y farmacias de India y Nepal, fueron verdaderas experiencias en lugares inimaginables.

Visitamos también el templo de Swayambhunath, conocido como el Monkey Temple por la gran cantidad de monos que acampan allí, en esta y en muchas culturas son animales sangrados. Este templo es uno de los más importantes y bonitos, desde allí arriba se tiene una vista de Katmandú increíble. Solo llegar y encontrarse con el cielo cubierto de banderines de colores con las oraciones budistas es precioso. Esta sobre una colina a unos pocos kilómetros del centro y para llegar a la cima donde se encuentra el conjunto de estupas hay que subir 365 escalones. Allá en lo alto también nos encontramos con la mirada de los ojos de Buda. Una cosa muy importante, hay que estar muy atentos porque los monos se roban todo, les encanta las cámaras de fotos y todas las bolsitas que hagan ruido porque les parece que todo es comida. Fue increíble ver cómo le quitaron una botella de agua a un visitante, la abrieron y se sentaron muy cómodamente a beberla.

En el centro visitamos Katmandu Durbar Square, reconocido como patrimonio histórico de la humanidad por la UNESCO. La plaza es un completo complejo con patios, templos, santuarios religiosos y lugares históricos decorados con esculturas y detalles increíbles de la arquitectura newari.

Con mucha tristeza nos quedamos cuando llegamos al lugar, en su mayoría los templos completamente destruidos, otros apuntalados para que no se derrumben y algunos inexistentes a causa del terremoto del año pasado que arraso con todo. Se podían ver en fotos lo que había sido el lugar 10 meses atrás, donde murieron unas 9000 personas. Cientos y cientos de años de historia desaparecida por completo en solo 3 minutos y para siempre. Muy triste todo, tristísimo el panorama.

Nos quedamos unos cuantos días por ahí, disfrutando y esperando la visa para volver a entrar a India. Mientras también nos fuimos a las montañas de Nagarkot para respirar la naturaleza nepalí que es bellísima y que junto a su gente hace que el viaje sea inolvidable.

Viajeros del ciberespacio, les dejamos un fuerte abrazo lleno de toda esta energía de tierras budistas. Una vez más gracias por subirse con nosotros a esta aventura que simplemente es conocer y comprender como vive este mundo nuestro.

Gracias por acompañarnos!!!

Sígannos en Facebook: ZIRCAOS VUELTA AL MUNDO

Y también pueden suscribirse a nuestro canal de youtube: ZIRCAOS

Hasta el próximo capítulo!!!

Comentarios
 
ACLARACIÓN: No se publicarán insultos, agravios, ni cualquier otro texto con términos injuriosos.
Tampoco se publicarán comentarios con mayúscula fija.
No observar estas condiciones obligará a la eliminación automática de los mensajes.
 
Escriba su comentario






Director: Alberto Callaqueo
Diseño y diagramación: Ana Perelló
Sistemas y programación web: iDuo
Registro de la Propiedad Intelectual en trámite